Béisbol Béisbol -  23 de enero 2010 - 00:00hs

Ozzie Guillén: "Esperen algo loco"

CHICAGO (AP). Ozzie Guillén ya hizo una promesa para la temporada 2010, su séptima como manager de los Medias Blancas de Chicago: Los aficionados pueden esperar ver un béisbol no convencional desde el principio por parte de su equipo remodelado.

El dicharachero y en ocasiones controversial manager venezolano hizo tales comentarios el viernes durante la inauguración de la convención anual de invierno del equipo en un hotel del centro de la ciudad.

"Vamos a descubrir y ver si puedo manejar aquí­ o no. Pronto podrí­an ver cosas estúpidas en el campo y se me va a criticar; pero me voy a arriesgar", señaló Guillén.

"Vamos a jugar agresivo y eso va a comenzar en el entrenamiento de primavera. Vamos a realizar algunas cosas locas. ... Voy a tratar de poner todo en movimiento. Acostúmbrense. Algunas veces va a funcionar, algunas no. Algunas ocasiones vamos a correr sin outs; triple play. Me van a criticar", subrayó.

La nueva apariencia de los Medias Blancas fue formada durante una pausa entre temporadas muy activa.

El bateador de poder Jermaine Dye no fue recontratado. El equipo agregó un tercera base en Mark Teahen y un nuevo jardinero izquierdo y primer bate en Juan Pierre. Contrató a los veteranos Andruw Jones y al venezolano Omar Vizquel, y trajo de regreso a otro veterano, Mark Kotsay, para fortalecer su banca. Agregó a J. J. Putz al bullpen.

Están confiando en una temporada de Carlos Quentin libre de lesiones y un mejor desempeño del puertorriqueño Alex Rí­os, quien tuvo muchos problemas, contratado tras ser dejado libre por Toronto en agosto.

Y Gordon Beckham, quien tuvo una temporada fuerte como novato después de haber sido ascendido en junio, fue movido de tercera a segunda base.

Guillén dice que los Medias Blancas van a correr las bases más agresivamente y a crear más oportunidades para anotar. Y deberí­an jugar una mejor defensiva después de haber cometido 113 errores la temporada pasada. Jones en la pradera central y Viquel en el cuadro deberí­an ayudar.

"Sólo tenemos que acostumbrarnos a jugar de manera diferente, y es lo que vamos a hacer", indicó Guillén.

"Preferirí­a que Rí­os robe 50 bases a que conecte 50 cuadrangulares. Quiero producción", enfatizó Guillén. "El año pasado estuvimos cometiendo errores en el lugar equivocado, estuvimos lanzando la bola a la base equivocada, muchos errores en las bases y muchos imparables en los que no anotamos", agregó.

El resultado fue una campaña con marca de 79-83.

FUENTE: Agencia AP