Otros deportes -  20 de noviembre 2014 - 18:11hs

Demanda frena campo de golf para Río 2016

RIO DE JANEIRO (AP) — La construcción de un campo de golf para los Juegos Olímpicos de 2016 podría ser interrumpida a solicitud de la fiscalía estatal que demanda a la ciudad de Río de Janeiro y a la compañía constructora por violación a las normas ambientales.

En un documento legal de 27 páginas dado a conocer el miércoles por la noche, los fiscales calificaron de "risibles" las propuestas de la ciudad y de la compañía que construye el campo para modificar sus planes a fin de reducir el impacto ambiental.

Un juez de Río de Janeiro inició la audiencia hace dos meses y aún se desconoce cuándo emitirá su fallo. El jueves fue día feriado en Río.

El campo, que de acuerdo con medios locales registra un avance del 70%, está siendo construido en una reserva natural en el oeste de Río de Janeiro cerca del principal grupo de sedes para las Olimpiadas y forma parte de un complejo de apartamentos de lujo cuyo precio varía entre tres y siete millones de dólares.

Los fiscales han argumentado que el medio ambiente debe ser la prioridad —y no los Juegos Olímpicos.

"Incluso la eventual posibilidad de no cumplir los acuerdos y contratos con el comité olímpico no debe suplantar la necesidad de preservar el medio ambiente", señaló el documento legal. "El incumplimiento de los contratos sólo generará multas eventuales mientras que el daño ambiental, por medio de la destrucción de un importante ecosistema, nunca será reparado".

El golf regresa a las olimpiadas luego de una ausencia de 112 años. Se esperaba que la disciplina sea una atracción principal en Río, pero el campo ha enfrentado varios retrasos y desafíos legales. Algunos críticos han sugerido que el proyecto es más un desarrollo inmobiliario que un campo de golf.

Los fiscales acusan que el proceso de autorización ambiental está lleno de errores. En el documento, la fiscalía solicita al juez suspender la licencia, lo que detendría la construcción del campo.

La fiscalía rechazó una propuesta de las autoridades de la ciudad y de la compañía constructora para modificar el diseño del campo a fin de limitar su impacto ambiental y dijo que los cambios son propuestos demasiado tarde.

FUENTE: JENNY BARCHFIELD y STEPHEN WADE (Associated Press)