FÚTBOL Fútbol Internacional - 

Federico Valverde habla de lo que sufrió en el segundo embarazo de su esposa

Federico Valverde sufrió en el segundo embarazo de su esposa Mina Bonino, porque era riesgoso y tenía que ser fuerte por su familia.

El jugador del Real Madrid Federico Valverde confesó en The Players Tribune, lo duro que fue para él, el segundo embarazo de su pareja Mina Bonino.

Después de ganar la Champions League el uruguaya se enteró que su esposa estaba esperando a su segundo hijo y fue motivo de una gran felicidad, sin embargo durante los primeros meses le dieron la noticia que era de alto riesgo.

"Durante los primeros meses todo iba perfecto pero un día mi mujer fue a ver al médico para hacerse unos estudios, y allí fue cuando el mundo se nos vino abajo. El doctor dijo que el embarazo estaba en un muy alto riesgo, y que había apenas una pequeña posibilidad de que mi hijo sobreviviera si el embarazo continuaba".

Federico Valverde manifestó que fue una noticia bastante fuerte y que le tocó guardar silencio ante la situación porque en la familia se necesitaba al fuerte, al positivo, pero por dentro estaba muy mal.

"Iba a tener que controlar la situación para el próximo mes, pero hasta entonces, nosotros no podíamos hacer nada más que esperar. Imagina lo que es escuchar esas palabras… 'Tu bebé probablemente no logre'. No puedo describir el dolor. Mi esposa estaba sufriendo física y psicológicamente cada día. Y yo es como que me encerré, me apagué. Yo soy alguien que suele guardarse todo. Sé que no está bien, pero así es como soy. No quiero que nadie me vea llorar, nunca. Ni siquiera mi familia. Sentía que yo tenía que ser la roca, porque todos los demás estaban sufriendo. Y actuaba este rol, ¿no? El tipo duro que le decía a su mujer: 'Todo va a salir como Dios quiera'. Pero cuando estaba solo, podía llorar por horas".

Lo peor para el jugador del Real Madrid es que bajó notablemente su rendimiento y los fanáticos se preguntaban qué sucedía con él y era difícil enfrentar a la prensa y evitar hablar del problema.

"Me metía en el baño 15 minutos y en 10 me la pasaba llorando con la cabeza entre las manos. La mañana del partido, cuando en teoría tenía que estar concentrándome tranquilo, estaba tirado en la cama, pensando en mi hijo, con la cabeza que me daba mil vueltas… A veces no jugaba bien, lo sabía, y podía escuchar los pitidos de los hinchas. Después del partido tocaba responder las preguntas de la prensa, y no quería mostrar mis emociones o decirle a la gente lo que estaba pasando. Era un puto infierno".

Fede Valverde envió un mensaje a todos los que estén pasando por algo así, les motivó a que no se hagan los fuertes, porque eso destruye por dentro.

"Mi consejo para cualquiera que esté atravesando una situación similar es que no hay que ser una cabezadura como fui yo. No hay que sufrir en silencio" .

El segundo hijo de Fede Valverde fue un milagro, pudo nacer sano y salvo y ahora comparte con su familia.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fgiraltpablo%2Fstatus%2F1724524286646309039&partner=&hide_thread=false