FÚTBOL Fútbol Internacional - 

Jugadores del Brasileirao apartados de sus clubes por sospecha de amaños

A los jugadores del Brasileirao se les ofrecía entre 10.000 y 20.000 dólares por ser amonestados o expulsados, forzar cierto número de tiros de esquina.

Seis jugadores de cinco equipos del Brasileirao fueron apartados de sus clubes en las últimas horas bajo sospecha de participar en amaños de partidos en 2022, en un caso que conmociona a la tierra del 'jogo bonito'.

Cinco de los seis futbolistas fueron separados de las actividades de sus respectivas escuadras, luego de que sus nombres aparecieran en conversaciones de apostadores reveladas por medios locales este miércoles, informaron los elencos.

El restante, el defensor Eduardo Bauermann, del Santos, fue apartado tras ser indiciado el martes por el ministerio público de Goiás (centro) por la presunta comisión de un delito relacionado con fraude en el resultado deportivo.

Aparte de Bauermann, los concernidos son el lateral Pedrinho y el volante ecuatoriano Bryan García (Athletico Paranaense), los defensores Vitor Mendes (Fluminense), el centrocampista Richard (Cruzeiro) y Nino Paraíba (América Mineiro).

A ellos se suma el zaguero argentino Kevin Lomónaco, del Red Bull Bragantino, que ya no estaba entrenando con el club paulista desde mediados de abril, cuando se conocieron investigaciones en su contra, dijo el miércoles a la AFP una fuente del club bajo condición de anonimato.

A diferencia de Mendes (Juventude), Nino Paraíba y Richard (Ceará), Bauermann, Pedrinho, García y Lomónaco estaban en sus clubes actuales en el momento en que habrían participado de los amaños.

De ser hallados responsables por la manipulación de resultados, los jugadores se exponen a una pena de hasta seis años de prisión.

El apartamiento de los futbolistas se enmarca en la "Operación Pena Máxima", lanzada en noviembre pasado por la fiscalía de Goiás contra una "organización criminal" que manipula partidos para ganar cuantiosas sumas en sitios de apuestas en línea.

A los atletas se les ofrecía entre 10.000 y 20.000 dólares por ser amonestados o expulsados, forzar cierto número de tiros de esquina, provocar penales o garantizar marcadores.

Las pesquisas iniciales se centraron en juegos de la segunda división, pero rápidamente condujeron a los torneos estatales y al Brasileirao, y no se descarta que incluya a certámenes fuera de Brasil.

En su más reciente avance contra esa estructura criminal, el ministerio público denunció el martes ante la justicia a 16 personas, entre futbolistas, intermediarios y apostadores.

Los fiscales los señalan de haber manipulado trece partidos de distintas categorías y competiciones, incluidos ocho del Brasileirao de 2022.

FUENTE: AFP