MUNDIAL Mundial 2014 -  19 de junio 2014 - 19:44hs

'Salió barato' asalto a Maracaná; admite Chile

RIO DE JANEIRO (AP) — Los seguidores chilenos que forzaron su entrada violentamente en el estadio de Maracaná están libres y no se les imputará delito alguno si abandonan Brasil en 72 horas, según informó el jueves la embajada de Chile.

"Les salió barato", dijo Samuel Ossa, cónsul de Chile en Río de Janeiro, en conferencia de prensa. "Si no se hubiera tomado la decisión estarían arrestados y esperando a ser deportados unos días, una semana, y obviamente estar en una cárcel no es lo más agradable que hay".

La FIFA calificó de "vergonzoso" el asalto, mientras que el gobierno brasileño afirmó que revisará sus protocolos de seguridad en el estadio para evitar que se repitan incidentes de este tipo. La FIFA no descartó posibles sanciones a la Asociación Nacional de Fútbol chilena.

Ossa relató que fueron 90 los hinchas que entraron el miércoles al Maracaná a través de la sala de prensa, donde unos 1.000 periodistas se preparaban para cubrir el encuentro que terminó en una victoria 2-0 de Chile sobre España. De ellos, 88 son chilenos, además de un boliviano y un colombiano.

Según el cónsul no formaban un grupo organizado y simplemente tomaron una mala decisión en su afán por querer ver un partido para el que no tenían entradas. Ossa agregó que ninguno de los chilenos tenía antecedentes penales ni vinculación con barras bravas en el país.

"Había miles de chilenos que no tenían ingreso y que estaban tratando de comprar ilegalmente y desesperados por entrar", relató. "La única ilógica que tuvieron, me parece, es que vieron una oportunidad y empujaron contraviniendo toda la legalidad".

El grupo fue liberado en la noche del miércoles. La policía tomó la decisión de darles un plazo de 72 horas para salir del país cambio de no presentar cargos contra ellos. Dos de los chilenos son residentes habituales en Brasil y podrán permanecer sin que quede registro criminal alguno. Si el resto incumple el compromiso y alguno es detectado en un paso fronterizo será inmediatamente detenido.

"Se arriesgan a ser arrestados y ser deportados con la imposibilidad de volver al país (Brasil)", explicó Ossa. "No creo que tengan problema (con las autoridades brasileñas) si cumplen el compromiso que ellos mismos adquirieron de abandonar el país".

La embajada de Chile negó un acuerdo entre gobiernos para esta solución y dijo que fue la policía la que decidió actuar de esa manera. La legislación brasileña prevé penas de hasta dos años de cárcel por hechos como los de Maracaná.

Ossa precisó que el consulado no financiará el regreso de los hinchas y que cada uno deberá correr con los gastos de la salida, bien por tierra bien por aire. La oficina consular solo mediará con familiares por si necesitan recibir dinero.

"No es aceptable. A ninguna persona le gusta que sus compatriotas manchen, ensucien o dejen mal al país", dijo. "No eran delincuentes, son gente que extralimitó demasiado su pasión y cometieron un error y tienen que pagarlo. Agradecemos las facilidades que se han dado con las 72 horas".

En la concentración de la selección chilena cerca de Belo Horizonte, el presidente de la Asociación, Sergio Jadue, también condenó los hechos.

"Condenamos esos incidentes. No los aceptamos", afirmó Jadue. "La gran mayoría de los aficionados chilenos tuvo un comportamiento excelente, ejemplar, que fue empañado".

El Comité Organizador del torneo establece un perímetro de seguridad de aproximadamente un kilómetro alrededor del estadio cuatro horas antes del comienzo de los partidos. Ese perímetro sólo puede cruzarse con entrada. Pero la organización admitió que mucha gente sin boletos se presenta con mayor antelación y que han detectado personas que usan entradas antiguas o falsificadas para burlar ese perímetro.

Más de 1.000 agentes de seguridad privada controlaban los accesos al Maracaná, apoyados en el exterior por la policía. Hilario Medeiros, director de seguridad del Comité, explicó que están manteniendo reuniones de coordinación para evaluar si es necesario mejorar alguno de los protocolos. Pero no reveló medidas concretas ni precisó, por ejemplo, si el perímetro podría establecerse antes de las cuatro horas.

Aunque fue un incidente menor comparado con el de Chile, unos 10 argentinos fueron sorprendidos mientras saltaban una valla del estadio en el partido que enfrentó a la Albiceleste con Bosnia.

"Vamos a reaccionar para garantizar la seguridad en los estadios y las medidas concretas dependerán del análisis de riesgos", dijo Medeiros. "Pero no creo que sean cambios drásticos, ni que tengamos que cambiar mucho, se trata adecuar procedimientos".

____

El reportero de AP Pablo Elías Giussani colaboró en este despacho desde Belo Horizonte.

FUENTE: JORGE SAINZ (Associated Press)