Deportes 18 de agosto 2008 - 16:00hs

Saladino salta largo e Isinbayeba vuela: los dos ganan oro

BEIJING (AP). Entre saltos, vuelos y corridas, Irving Saladino, Yelena Isinbayeba y un par de kenianas le dieron brillo a la cuarta jornada del atletismo de los Juegos Olí­mpicos, con Estados Unidos poniendo punto final a una sequí­a de oro.

Saladino le dio a Panamá su primera medalla dorada en unos juegos al ganar el salto largo; la rusa Isinbayeva volvió a acariciar el cielo con un nuevo récord mundial en la pértiga y Pamela Jelimo en los 800 y Brimin Kipruto en los 3.000 metros con obstáculos, embolsaron sendos oros para Kenia.

Estados Unidos se anotó en el casillero del más valioso con Stephanie Brown Trafton en el lanzamiento del disco femenino y con una barrida total de las tres medallas en los 400 metros con vallas que ganó Angelo Taylor.

Tantas alegrí­as ajenas, en medio de la gran tristeza que embargó a toda China por una lesión del gran í­dolo del deporte y campeón olí­mpico Liu Xiang, quien se retiró de los 110 metros con vallas, allanando el camino hacia la victoria del dueño del récord mundial, el cubano Dayron Robles.

También amo y señor en su especialidad y campeón en el mundial de Osaka 2007, a Saladino le bastó el registro de 8,34 metros que logró en su cuarto intento para superar al sudafricano Khotso Mokoena y al cubano Ibrahim Camejo, medallas de plata y bronce, respectivamente.

"No estoy conforme con lo que hice, pero sí­ estoy muy alegre por mi Panamá y por toda América Latina", afirmó Saladino.

De hecho, los 8,34 que registró son la peor marca de un campeón desde que el estadounidense Randy Williams venció en Munich en 1972.

Como consuelo, el panameño dijo: "En realidad esto es como el fútbol, se gana 1-0 y se puede ser el campeón mundial. Eso fue lo que me pasó a mí­. No habré jugado bien, pero gané el partido".

Hasta Beijing, las únicas preseas de Panamá en citas olí­mpicas se remontaban a los Juegos de Londres 1948 cuando Lloyd LaBeach obtuvo bronces en los 100 y 200 metros.

En cuanto a Isinbayeva, se alzó con segunda medalla de oro olí­mpica consecutiva.

La estadounidense Jenn Stuczynski se quedó con la presea de plata y la rusa Svetlana Feofanova con la de bronce.

Isinbayeva, dueña del récord mundial que no pierde una justa desde el 2004, ha acumulado durante su carrera 24 récords mundiales de pértiga, incluido el logrado en Beijing y además cosechó su décimo oro en una gran competición atlética.

Para Kenia, fue un gran paseo en una reafirmación de que sus atletas del medio fondo para adelante son cosa seria.

Jelimo superó a la campeona mundial Janeth Jepkosgei al encabezar el lunes un 1-2 para su paí­s en los 800 metros.

Con apenas 18 años, Jelimo llegó a Beijing como la gran favorita, pese a que recién en abril empezó a competir en la distancia. Empleó un tiempo de 1 minuto y 54.87 segundos.

Jepkosgei se quedó con la plata al marcar 1:56.07 y la marroquí­ Hasna Benhassi se quedó con el bronce con 1:56.73.

Y su compatriota Kipruto, campeón mundial de los 3.000 metros con obstáculos y ganador de la plata hace cuatro años en Atenas, se llevó la séptima medalla de oro consecutiva de Kenia en la carrera al imponerse con 8 minutos, 10.34 segundos.

El francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad atrapó la plata con 8:10.49, y el keniano Richard Mateelong el bronce con 8:11.01.

Kenia ha ganado todas las medallas de oro en la carrera desde los juegos de Los Angeles 1984

La estadounidense Brown Trafton cosechó la dorada en disco femenino, con un lanzamiento de 64,74 metros, mientras que la cubana Yarelys Barrios se quedó con la plata con un enví­o de 63,64 y la ucraniana Olena Antonova el bronce con 62,59.

Fue el primer oro de Estados Unidos, que poco después se dio un atracón en los 400 metros con vallas, en los que Taylor atrapó el oro con un tiempo de 47.25 segundos.

Kerron Clement terminó segundo y Bershawn Jackson tercero en la que fue el mejor resultado del equipo estadounidense de atletismo en Beijing.

El dominicano Félix Sánchez, último campeón, quedó fuera en la primera ronda de las eliminatorias.

En los 200 metros hizo su reaparición en las pistas Usain Bolt, dos dí­as después de haber ganado los 100 cuando detuvo el reloj en 9.69 segundos, un nuevo récord mundial que pudo aún ser más rebanado si el jamaiquino no se hubiese puesto a celebrar antes de llegar a la raya.

Tal como es usual cuando un atleta confí­a en sus fuerzas, casi se puede decir que Bolt "corrió caminando", ya que marcó tan solo el quinto mejor tiempo con 20.29, seis centésimas de segundos más que el zimbabuense Brian Dzingai, quien fue el vencedor.

"Voy a tratar de hacer bien las cosas para demostrable al mundo que probablemente sea el mejor", dijo Bolt, quien espera convertirse en los juegos en el primero que gana las dos principales pruebas de la velocidad desde el estadounidense Carl Lewis en 1984.

FUENTE: Agencia AP