Béisbol Béisbol -  19 de junio 2010 - 00:00hs

Marlins obsequiarán vuvuzelas en partido contra los Rays

MIAMI (AP). Uno de los ruidos tí­picos de la Copa Mundial de fútbol en Sudáfrica ambientará un partido de béisbol de los Marlins de Florida.

Si gusta o disgusta, es lo de menos.

En coincidencia con la fiebre del fútbol que la Copa del Mundo ha desatado en Florida, los primeros 15.000 aficionados que lleguen el sábado al encuentro en casa de los Marlins contra los Rays de Tampa Bay recibirán gratis una vuvuzela.

El instrumento, semejante a una trompeta, tendrá la mitad del tamaño de las que han causado furor en Sudáfrica para emitir ese sonido omnipresente en la competencia mundialista.

Desde hace meses, los Marlins tení­an la idea de repartir las vuvuzelas para alentar el entusiasmo, por describirlo así­.

"Hace mucho ruido", dijo el relevista Brian Sanches de los Marlins, quien asistió a principios de semana a una presentación preliminar de los instrumentos.

"Causará una gran distracción", temió el segunda base Sean Rodrí­guez de los Rays, quien desconoce el sonido que harán las vuvuzelas por obsequiarse.

La iniciativa salió bien para los Marlins en diversos aspectos al aprovechar la gran popularidad de la Copa del Mundo en la región multicultural de Miami, más el hecho de que el equipo ofrecerá un concierto al término del partido del sábado con el astro del merengue Sergio Vargas y la cantante Milly Quezada.

Asimismo, los Marlins quieren valerse de cualquier cosa que les aumente la asistencia. El equipo registró en la semana una asistencia en casa promedio de 16.182 aficionados, la más baja en las mayores.

"Las vuvuzelas siempre han sido parte del fútbol, aunque tal vez no tanto como en Sudáfrica, ni tení­amos idea de que tendrí­an tanto éxito, aunque sabí­amos que estarí­an en la Copa Mundial", dijo Sean Flynn, vicepresidente de comercialización de los Marlins. "Se nos ocurrió ¿por qué no aprovechamos algo de ese ruido para el entusiasmo?"

El consentimiento de las autoridades de las mayores no es necesario para la distribución de obsequios, ni los Marlins necesitan un permiso especial para regalar las ruidosas vuvuzelas.

Todo indica que los Marlins tienen pensado aumentar el ruido en los partidos debido a que el equipo tiene planes para obsequiar después campanas, tambores, silbatos de samba y globos aplaudidores.

FUENTE: Agencia AP