Otros deportes -  1 de febrero 2014 - 13:35hs

Sochi: Sólo 6 de 9 hoteles de prensa están listos

SOCHI, Rusia (AP) — Un perro callejero dentro del hotel, polvo por todos lados y escombros regados por el suelo. Ese es el panorama que algunos visitantes acreditados para los Juegos Olímpicos de Invierno se encontraron a su llegada a las montañas cerca de Sochi.

Según el comité organizador de Sochi, sólo seis de los nueve hoteles para la prensa en la zona de la montaña están funcionando a toda su capacidad. Los albergues de los atletas no se han visto afectados por retrasos.

Los Juegos comienzan el viernes, con algunas competencias preliminares pautadas para el día anterior, pero es común que muchos periodistas lleguen con varios días de anticipación.

El gobierno ruso ha gastado 51.000 millones de dólares en los Juegos, con la esperanza de convertir este balneario del Mar Negro en un destino turístico para todo el año. Pero la lluvia constante ha retrasado las obras y convirtió a Sochi en una zona de construcción empapada en las semanas previas a los Juegos.

La atención internacional antes de la justa se ha concentrado en los altos costos, las amenazas de terrorismo y la ley rusa que prohíbe la propaganda gay entre menores de edad, pero la situación de los hoteles podría convertirse en un papelón para los organizadores.

Joerg Reuter, un fotógrafo alemán que cubre su quinta olimpiada para la agencia European Pressphoto, fue un desafortunado huésped que arribó el 19 de enero. Tras ver varias habitaciones en condiciones inaceptables, incluyendo una con el perro, tuvo que regresar a la costa para encontrar una habitación para dormir.

Otros tampoco han podido registrarse esta semana, entre ellos en algunos de los hoteles que los organizadores dijeron el sábado que estaban "listos".

Después de sus problemas, Reuter escribió una carta a los organizadores para quejarse.

"La zona exterior y los pisos/escaleras/elevadores adentro todavía están en construcción y están totalmente sucios", escribió Reuter, y agregó que la habitación que le mostraron "no tenía luz en la sala principal, el agua que salía de la llave era amarilla/café, el aire acondicionado, la televisión, los enseres de cocina no funcionaba... además que la habitación estaba totalmente sucia y cubierta con polvo".

La habitación de al lado estaba peor.

"En algunas habitaciones había obreros de la construcción durmiendo y viviendo", escribió.

El colmo fue ver al perro salir de la tercera habitación que le mostraron.

"Cuando salí del ascensor, allí estaba el perro. Dije, 'ok, es suficiente''', relató Reuter a la AP.

Los organizadores dijeron el sábado en un comunicado que los periodistas que encuentren habitaciones que no estén listas recibirán un nuevo hospedaje, con mejor categoría.

"En los tres hoteles que faltan, las habitaciones están pasando por el proceso final de pruebas y de revisar sus servicios", indicó el comité. "Al final del proceso de pruebas, los huéspedes serán acomodados en los hoteles que reservaron originalmente".

FUENTE: JOHN PYE (Associated Press)